El edificio del Banco de América ya no es blanco marfil y la pirámide conocida como el hotel Intercontinental, donde Somoza pasó sus últimos días como gobernante ya no es el mismo. Al primer edificio, los diputados lo hicieron cambiar por un color mamón, café claro o naranja, en fin, ya no es igual. Mientras a lo que fue conocido como el Hotel Intercontinental ya no lleva ese nombre sino que es Crowne, con un color que tira a rosado y con un centro de convenciones enfrente.

Cómo ha cambiado Managua. Sus postales con el edificio más alto del país ya no sirven para que sean referencia del país, porque hay que actualizarlas por el nuevo color de lo que fuera el Banco de América, el edificio que junto a la piramide resistieron los embates del terremoto de 1972.

Recorrer Managua en la actualidad, es encontrarse con una serie de sorpresas y si te tomás una foto para tenerla como un recuerdo y por la cual podas enorgullecerte de la capital de Nicaragua, pues hay que ir pensando en que no todo se mantiene y que mañana, lo que antes fue un verde campo, frente a la pirámide, donde antes desfilaban los soldados de la Guardia Nacional hoy es un centro de convenciones y si preguntás por el anterior paisaje, un taiwanés te responderá “no ché señol” o un diputado te dirá que cambiaron el color del antiguo Banco de América “porque se mira más bonito”.