Bomba. Un periódico destapó que Rosita, la niña que fuera violada y obligada a abortar en el año 2003, está de nuevo embarazada y hasta tiene una criatura de 19 meses. El hombre que la engendró fue su padre y el medio escrito subió en ventas.

¿Y si Rosita fuera mi hija? ¿qué haría yo? Para comenzar buscar cómo darle ayuda y callar a los medios de comunicación con la ley en la mano y pedirles respeto para una menor de edad protegida hasta por las Naciones Unidas.

Cuánto abuso en este caso y se sigue permitiendo bajo el amparo de que es un escándalo descubrir que Rosita sigue siendo víctima de los abusos y allá va el Estado, el mismo que debió proteger a la niña desde que se conoció su martirio, contra la Red de Mujeres contra la Violencia, porque alguien tiene que pagar las consecuencias y que el asunto siga en la primera plana de los medios.