Quisiera navegar sobre tu cuerpo

ir al final del océano y saborear
los mariscos de tu cuerpo.
Nunca sabré si al final
de tanto soñar
podré cumplir mi
mayor deseo
y ese es
verte hecha sirena.

El mar
tantos pensamientos
tantas esperas
y al final
las olas regresan
aunque no sean
las mismas.