El sábado comenzó la campaña electoral en Nicaragua de cara a las elecciones presidenciales del 5 de noviembre. Lo que me llama la atención es ver la caras que están poniendo todos los candidatos, y dele que dele con la chineadera de niños.

Unos bailan al son que les toquen para demostrar que se saben mover, otros inflan cifras de las personas que llegan a sus concentraciones y otros sacan de sus caras las sonrisas que nunca se les ha conocido.