Pareciera que descanso más cuando voy a mi centro de trabajo que cuando me quedo en casa. Digo esto porque siempre hay tantas cosas por hacer, aunque la gran satisfacción que queda es que estuviste junto a tu familia y eso compensa todo cansancio.

Hoy es lunes, las mismas caras de siempre. Todos llegando un poco tarde y como que no dan ni ganas de saludar.